Estoy cumpliendo un año en Nitz Photo

 ¿Están listos/as para las fotografías del primer cumpleaños de su bebé? ¡Que están esperando!

Parece increíble cómo tu bebé va a cumplir su primer añito. Para papá y mamá han sido 12 meses en  los cuales han aprendido y crecido juntos y tener un recuerdo de ese proceso se vuelve algo invaluable.

El primer cumpleaños es más significativo para los padres que para el pequeño. Cada día es más fácil tomar fotos al bebé porque tenemos los celulares o cámaras, sin embargo es muy especial llevar a cabo una sesión diseñada y planeada en el estudio para celebrar su primer año. Queremos que se sienta feliz, que sepa que lo que hacemos es por amor a ellos, que su primer año es uno de los momentos más especiales y memorables y que cuando crezca y vea las fotografías, sonría por tener un recuerdo para toda la vida.

Cada bebé tiene personalidad distinta, la ropa y accesorios que traen para la sesión hace que todo se lleve a cabo de la mejor manera. Nosotros pensamos que menos es más, con un lindo pastel y mucha emoción tendremos una linda sesión para que el principal protagonista sea tu bebito.

Antes de continuar, queremos estar seguras que has escuchado hablar de las sesiones de smash cake. Te preguntarás ¿qué es eso? Y acá te respondemos: Es un pequeño pastel que se hace porque los niños quieren tocarlo todo, saber de que está hecho, a que sabe, por qué tiene ese color, qué pasa si lo abraza o muerde, ensuciarse la ropa o carita sin que los padres les digan nada y sobre todo comer y hace travesuras para disfrutar hasta más no poder.

Con Scarlet primero comenzamos practicando sin pastel, solo el escenario para que se relaje y lo conozca, después ya con el pastel entero y ella feliz y por último se le invita a la travesura de mancharse.

Hemos escuchado comentarios de papás como: “Con razón quieres más pastel, está delicioso” o “Espérate, te vas a volver loca al comerlo” y ello nos motiva a seguir haciendo un excelente trabajo. Ofrecerle diversión y libertad bastará para que el pequeño se sienta importante y sepa su familia está allí porque le quiere mucho.

Y ustedes, ¿están listos/as para las fotografías del primer cumpleaños? Pues, ¡que están esperando!