Mi experiencia en la sesión navideña con Nitz Photo – Adriana Scheel

Ser mamá primeriza trae consigo muchas experiencias nuevas, no sólo las del día a día como el cambio de pañales, amamantar, los primeros alimentos, ver crecer a nuestro bebé en general. También trae experiencias que talvez habíamos vivido antes, pero que ahora vemos desde otra perspectiva como su primer día del niño, mi primer cumpleaños a su lado, el primer día del fiambre, mi primera Navidad, etc.

Ser mamá primeriza son muchas cosas, es la aventura más compleja, mágica y caótica que existe. Es un rol difícil de explicar, pero fácil de sentir. Ser mamá es expresar un amor infinito, un amor constante, un amor real, un amor que une, un amor que contagia, una felicidad completamente genuina.

Navidad, ¿Qué época del año puede ser más especial que esta? Para mí representa amor, unidad, paz, humildad, familia, sinceridad, felicidad, etc. Estaba muy emocionada y esperaba con ansias darle la bienvenida a este fin de año.

Con esta sesión de fotos damos inicio a esta linda aventura que viviré por primera vez al lado de mi bebé. A través de estas fotos expresamos justamente todos estos sentimientos que nos transmiten el espíritu navideño. La experiencia fue única, nos gozamos ver a Fermín viendo por primera vez todos los adornos navideños, el lugar era sumamente acogedor, las fotógrafas y demás personal amable y sonriente. Gracias Nitz por hacer de este un momento especial y perfecto, porque hay momentos que necesitan ser impresos (no solamente en el corazón), para vivirlos de nuevo. Recordando así que la vida es eso, justamente MOMENTOS que hay que apreciar y vivir al máximo.