La historia de Melissa detrás de los colores

Hace unos meses conocimos a Melissa, una mamá muy especial que sin duda nos demostró lo que el amor y cariño de tus seres queridos puede hacer por nosotros.

Ella es mamá de 2 niños maravillosos y estaba esperando a su tercer bebé. Melissa decía que este embarazo es un milagro. Más adelante supimos por que. La alegría y energía que emanaban los tres durante su sesión, como se abrazaban, saltaban, sonreían y disfrutaban de cada instante, sin duda fue algo extraordinario. Estaban en plena sesión de fotos, pero esta fue un juego para ellos. Estaban tan relajados que realmente se logró hacer una sesión muy natural, no posada, donde las emociones hablaran por si solas. ¡Sin duda gozaron de cada momento!

Al final, Melissa sacó una especie de atrapasueños lleno de colores y listones y quiso que saliera en la sesión. Cuando nos contó la historia nos quedamos sin palabras. Esto no era un atrapasueños, sino un símbolo de esperanza. Melissa había sobrevivido un cancer 12 meses atrás.  Todos y cada uno de los listones tenían escritos mensajes y deseos de fe, amor y esperanza para Melissa. Estos mensajes la acompañaron en todo momento durante esta lucha y muestran que es una guerrera y ejemplo a seguir.

Su historia nos conmovió no solo por la lucha, sino porque le ha demostrado a sus hijos que en la vida hay situaciones difíciles, pero el amor y la familia son los aleados más grandes. Les ha demostrado que no tienen que rendirse, al contrario, que tienen que luchar por aquello que crean correcto, aquello que los mueva y sobre todo que los haga felices. Su historia inspira a muchas mujeres y mamás a ver la vida como un regalo que vale la pena disfrutar.

Gracias Melissa por confiar en Nitz Photo.